Finanzas personales y la bolsa: Libros y videojuegos

Los especialistas dicen que somos unos incultos económicos y no les falta razón. En mi caso, hasta hace poco aunque sabía el valor de un euro como moneda de cambio no entendía muy bien como conseguir que ese euro se podía convertir en dos con la economía básica. Todo el mundo conoce a los inversores, y el trabajo del trader nos parece interesante pero temido al mismo tiempo, ¿cómo puedo hacer lo mismo para llegar a la libertad económica o a no tener que preocuparme por un futuro cada vez más incierto sin tener que trabajar más?

Mi amigo el papel

Los libros son nuestros amigos. No hay medio que mejor haga el trabajo de comunicar y enseñar que un buen libro. Por muchas películas o juegos que reproduzcamos, los libros, portadores de palabras, protagonistas de nuestros apuntes y subrayas, son la mejor herramienta que podemos utilizar para comenzar a entrenar nuestra mente.

Aunque parezca ridículo y sean libros que diviso sin que nadie me mire – nunca verás uno en mi estantería -, Finanzas personales para dummies de Vicente Hernandez fue el primer tomo que adquirí. Este tipo de libros me parecen magníficos para preparar la base ya que están escritos para aquella persona que como yo anda muy perdido. Hay que ser conscientes de que es un libro para principantes, como punto de partida está muy bien ya que te ayudará a entender los siguientes, pero jamás los recomendaré como principio y final de la materia. Gracias a este libro comprendí la importancia de hacer un seguimiento y planificar mi economía, eliminar gastos supérfluos, y la diferencia entre tener activos y pasivos y la importancia de centrarme en obtener activos.

Mi siguiente libro que fue el que me metió la idea de diversificar productos financieros y consultar la web de mi banco para ver qué podía hacer en este aspecto él fue Educación Financiera avanzada partiendo de cero de Gregorio Hernandez Jimenez. Un libro más completo que el anterior, sin duda recomendado para conseguir el objetivo deseado: Hacer crecer nuestra economía sin trabajar más. Aparte de repetirnos lo que aprendimos en el libro del tomo amarillo, nos muestra los diferentes instrumentos que poseemos para conseguirlo. Un libro más espeso que el anterior, con más números y estadísticas, pero que se lee y comprende bien.

Por último, descubrí a Padre Rico, Padre Pobre de Robert T. Kiyosaki. El cual no me enseñó nada nuevo sobre finanzas pero sí que reforzó el hábito de la inversión y ahorro. De hecho, este libro sin problemas puede ser el primero que deberías de leer si tienes dudas acerca de inversiones y finanzas, ya que es un constante argumento sobre qué deberíamos de hacer con nuestro dinero.

Los juegos eliminan la incertidumbre

Leer cada día se ha convertido en un hábito, así que no me fue ni es difícil desarrollar mi capacidad de inversión gracias a los consejos escritos de expertas. Sin embargo, la lectura es aburrida cuando se habla de cifras y productos financieros. Es por ello, que llamé a su buen compañero de conocimientos: Los videojuegos. Gracias a ellos puedo poner en práctica lo aprendido, aprender del error sin tener ningún tipo de pérdida ni riesgo, entrenar la mente, integrar lo anteriormente aprendido.

El primer videojuego que instalé y machaqué hasta acabar con sus cinco niveles y ganar alguna que otra partida multijugador fue Money Race 2 de Money Race Studios. En él, jugaremos en la piel de una persona que quiere vivir sin tener que trabajar para otros gracias a las inversiones que vaya consiguiendo: Pueden ser inversiones inmobiliarias, de negocio o de bolsa. Gracias a una ruleta se obtiene el componente aleatorio de la vida. Dependiendo de donde frene puedes quedarte sin trabajo y perder un importante flujo de dinero o tal vez a tu hermano le toque la lotería y obtengas un buen monto para adquirir un pequeño puesto de venta de zumo de limón que te de pequeños ingresos mensuales. El título es magnífico para darse cuenta de lo “sencillo” que puede ser llegar a tener o bien unos ingresos extra o con un poco de paciencia llegar al objetivo final.

Cabe decir que el paso o camino final de las finanzas NO es invertir en bolsa, de hecho no lo recomiendo si no tienes ya experiencia previa o realmente quieres participar en un mundo donde fluctua el dinero y algunos días te dan ganas de vender todo y olvidarte del sistema y otros sin embargo quieres invertir un poco más. He de decir que a día de hoy suelo tener pérdidas y beneficios entorno a los 3 o 4 $ al día, algunos se ganan otras se pierden. Con esto quiero decir que no suelo arriesgar mucho, pero oye, que hace tres meses no sabía que era todo esto y mírame ahora, mientras escribo esto el trader de mi banco me está generando ingresos y la empresa en la que invertí está obteniendo beneficios – salvo que sea del IBEX35 que ahora mismo… REGULAR -.

El siguiente juego es Trading Game 2 de Finance Illustrated. Con varios idiomas en el que se incluye el español y varios tutoriales aprenderemos a invertir en FOREX: el mercado de divisas. Si bien lo mío no es el intercambio de divisas ya que prefiero las acciones de empresas, este videojuego también sin riesgo alguno te enseñará los conceptos básicos. De hecho, para poder jugar a su simulador tendrás que estudiar sus pequeños tutoriales, responder a sus sencillos tests y así obtener las primeras monedas virtuales para poder disfrutar de su simulador.

Una vez disfrutado y terminado los tutoriales y universidad del anterior juego, ya consideraba que tenía la base necesaria para descargar un broker – el programa de gestión para entrar en el mercado -. Después de indagar por la red de redes descubrí la plataforma eToro – bueno, descubrí es mucho decir, básicamente Google Adsense me lo metía por los ojos -. Esta plataforma es genial para los aprendices, ya que tiene Social Market para que podamos ver y copiar los movimientos que hacen los traders con éxito. Lo importante de esta herramienta es que te permite invertir en bolsa con monedas virtuales – no confundir con Bitcoins, o sea, esta moneda virtual es una moneda de mentira -. En este caso sí adquirimos acciones de NASDAQ, IBEX35, entre otras bolsas internacionales. Anda que no mola tener acciones de Facebook y verlas caer por culpa del tema del robo de datos. Menuda risa, Maria Luisa. Aún me parto el pecho, Zuckerberg.

El final del trayecto fue cuando cambié de trader y me registré en DeGiro. En este caso ya no es un juego sino la versión final, el final boss que tengo que domar entre gráficas, velas y números que cada minuto modifica mi cartera. Un kraken que me ataca cada día y que de vez en cuando se abre para darme la oportunidad de darle una estocada que me de una pequeña victoria. Más opciones donde invertir y bajas comisiones. Aquí comienza el cambio, la prueba del aprendizaje entre papeles y videojuegos.

Dos apuntes antes de finalizar el texto que espero que haya sido de gran ayuda – de ser así házmelo saber mandándome un mensajito a la cuenta de Twitter @nosoyfreak, por favor -:

  • Juegos como Los Sims o mánagers de fútbol u otro deporte también son perfectos para aprender lo básico de la economía. El ahorro, las inversiones – en jugadores en el caso de simulador deportivo -. Lo que quiero decir es que aunque tu objetivo al jugar sea pasárselo bien, si te fijas, siempre hay algo más de lo que puedas aprender y desarrollar, solo debes de ser consciente de lo que haces. Como aquel culturista que mientras levanta pesas piensa en el músculo que está desarrollando.
  • En el texto hablo de jugar a videojuegos pero no comento nunca jugar a la bolsa. Esto es porque para mi no se juega sino que se invierte – con sus ventajas y sus riesgos -. Insisto: No es un juego, es algo muy serio que aunque seas un experto puedes ganar o perder mucho dinero, frente a esas dos opciones jamás le llamaría juego pese a que haya reglas y objetivos. Cuando se habla de jugar a la bolsa se tiende a infantilizar la acción y debemos de tener claro que no es así, que hay que invertir con responsabilidad, siendo conscientes de lo que se hace. Para esto sirve este texto, para que aprendas, desarrolles, practiques y finalmente decidas.

 

¡Gracias por leerme!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.